Elena Larrea, Directora Distrital del MIES: ‘ Ocho de cada diez niños son violentados en su propia familia’

Elena Larrea Jarrín, Directora Distrital del MIES en Ibarra, en entrevista con radio Colosal del periódico digital Expectativa, señaló que los casos de violencia en el país han aumentado en vez de disminuir. Estas son sus respuestas ante la inquietud del periodista.
¿La campaña que llevan adelante ustedes es ni una guagua más o cómo es?
No es ni una guagua menos, ni un guagua menos, gracias a radio Colosal por la entrevista para decir que no queremos más violencia hacia nuestros guaguas, queremos que tengan una vida plena de amor, de ternura y por eso hemos hecho esta movilización nacional, porque las cifras del país en violencia a los niños en vez de disminuir han subido.
Es preocupante la situación que están viviendo de vulnerabilidad sobre todo frente a delitos sexuales, nos apena decir que ocho de cada diez niños son violentados en su propia familia, seis de cada diez niños que sufren delitos sexuales son perpetrados en su familia, los otros cuatro son con personas cercanas, en la escuela, en cualquier tipo no solo fiscales, particulares, fisco- misionales, laicas, tenemos casos de religión católica ,de evangélico, Testigos de Jehová, es un tema que no respeta las condiciones, sino el hecho de creer que el cuerpo del niño, la niña es un objeto y que se lo puede utilizar y hacerle un daño terrible.
¿Lo que se busca es sensibilizar a la comunidad respecto a la inseguridad que viven los niños y las niñas?
Lo que pretendemos con esta campaña es aplicar una política pública de prevención, de sensibilización y de asumir corresponsabilidad en la sociedad frente a una situación que necesitamos dar un tratamiento emergente para nuestros niños y niñas.
No puede ser posible que sigamos justificando la violencia como una forma de enseñar y justificar que está bien que nos peguen, nos maltraten porque así vamos a ser hombres de bien o mujeres de bien, eso no podemos permitir.
Invoco a todos los papás y las mamás a que traigamos niños al mundo para quererlos, para amarlos, para tratarlos con ternura, nos dan el regalo máximo de nuestra vida, que es un guagua, pero que sea para bien, no para criarlo en un ambiente de hostilidad que después este círculo se va repitiendo.
¿Hay los casos de bullying que luego provocan los suicidios juveniles?
Tenemos problemas de suicidios, tenemos intentos autolíticos de adolescentes, de niños; a veces decimos esto no pasaba en nuestra época, pero seguramente no sabíamos cómo se sentían aquellos chicos que si vivían eso. Lastimosamente el hecho de que un niño o una niña sean de diferente condición étnica, económica o de contextura física, diferente al paradigma de lo normal, provoca esto.
Si un niño(a) tiene lentes, le dicen 4 ojos, si tiene pecas, leche con pulgas, el porte, si somos gorditas igual, hasta de adultos hacemos alarde de cuestiones físicas.
Quiero invitar a través de Colosal y Expectativa a que sigamos garantizando derechos, lo que queremos es promover una vida garantista de derechos y de ternura, una vida libre de violencia.
¿Ustedes están hablando en esta campaña de violencia física, de violencia sexual y sicológica también?
De cualquier forma de violencia, sicológica y sexual, estamos trabajando también en la tarea para la erradicación del trabajo infantil que es otra de las formas de violencia, lo que nosotros queremos garantizar es mejores días para los padres de familia de estos guaguas para que no tengan que salir a trabajar.
A la sociedad en general, quisiera decirles que no sean cómplices de un trabajo indignante, que es cómplice de mafias, de drogadicción, fundearse con cemento de contacto y que les acaba la vida a los jóvenes.
Si usted quiere ser generoso y quiere tener actitudes de solidaridad, canalice de diferente manera su aporte, que no sea a los chicos limpiando parabrisas en las esquinas, porque detrás de esto hay una cadena de actitudes negativas que no le llevan a nada; detrás de todo esto hay mafias, hay pandillas, que todo lo que compran es para fundearse cemento de contacto.
¿Ha visto el video en donde un profesor castiga a sus alumnos, quien ha sido sancionado por el Gobierno, pero los alumnos le respaldan a su maestro; es importante el castigo, qué pasa en esta situación?
No puede ser posible, primero porque la violencia se ejerce cuando existe un poder mal habido, o una mala utilización del poder. Seguramente este inspector cuando ya perdió absolutamente toda su capacidad profesional acude a la fuerza, si el estudiante cometió el error no es la forma de reprender y enseñar disciplina.
Lamento mucho que los padres alumnos respalden esta actitud en defensa del Inspector, yo no puedo respetar a una persona que agrede a otra, sea quien sea.
Hemos retrocedido 30 o 40 años en ejercicio de derechos, se ha trabajado tanto en esto, que no es posible que se siga justificando, que tengo que utilizar la violencia para educar. Qué gratos recuerdos y qué formación nos han dado aquellos maestros que nos enseñaron con ternura, con respeto, con amor, con sensibilidad, con paciencia, pero me duele mucho recordar aquellos profesores, no maestros, los que nos educaron pegándonos, denigrando nuestra condición humana, eso nos queda grabado para siempre.
¿Mire lo que ocurre en ciertos colegios, como en el Teodoro Gómez de la Torre en donde se hacía el bautizo a los «chúcaros», algo que disgustó a ciertos padres de familia?
Considero que eso no está bien, empezamos a justificar la violencia con la tradición, el paradigma, la costumbre. Antes en el Código Penal antiguo contemplaba en que si un hombre la encontraba a una mujer en adulterio con otra persona, tenía derecho de matarle y el hombre no se iba preso.
Hemos pasado que la letra con sangre entra, que eso es normal, hay que ir generando cambio de paradigmas, de actitudes, nosotros como MIES no ingresamos en el sector educativo, pero si la atención a los niños y niñas hasta los 3 años en desarrollo infantil, con personas con discapacidad, adultos mayores, niños y niñas adolescentes en protección especial; sin embargo, nosotros atendemos casi a 50 mil familias en la provincia de Imbabura y a través de las Escuelas de Familia estamos llegando con los diferentes programas a sensibilizar a toda la población.

Dirección: Ibarra - Ecuador
Teléfono: 099 718 4835
Email: gerencia@expectativa.ec

<a href=»https://www.facebook.com/hashtag/emapasomostodos><img src=»http://www.expectativa.ec/wp-content/uploads/2021/10/WhatsApp-Image-2021-10-08-at-10.45.12-8.jpeg» alt=»» width=»1280″ height=»164″ class=»alignnone size-full wp-image-32500″ /></a>

Sigue nuestras noticias